Aprender es mi trabajo (II). Retrieval: si quieres retener, recuerda.

Aprender es mi trabajo (II). Retrieval: si quieres retener, recuerda.
 \  Aprendizaje  \  Aprender es mi trabajo (II). Retrieval: si quieres retener, recuerda.

Aprender es mi trabajo (II). Retrieval: si quieres retener, recuerda.

Comparte la información con tus amigosShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

“Exercise in repeatedly recalling a thing strengthens the memory”

Aristóteles, Ensayo de la memoria

Click to Tweet

En la última entrada tratamos de explicar cómo la forma de estudio de la gran mayoría es poco eficiente a la hora de generar aprendizaje de calidad que perdure en el tiempo.

Nos referimos por supuesto a lo que casi todos entendemos por “estudiar”: sentarnos delante del material, leerlo con mayor o menor detenimiento, y tratar de comprenderlo (a veces ni siquiera eso).

Dimos también la regla de oro del aprendizaje efectivo y duradero: el esfuerzo cognitivo. Cuanto mayor esfuerzo mental dediquemos a consolidar una memoria, más probabilidades de éxito tendremos.

En este post nos centramos en una de las herramientas más potentes y validadas para retener información a largo plazo: el retrieving.

Nota: la traducción literal de “retrieval” en español es “recuperación o rescate”, palabra que se presta a confusión, por lo que seguiré usando la alternativa inglesa.

¿Qué es el retrieval?

El retrieval no es más que la intención activa y voluntaria de traer a la memoria una pieza de información que memorizaste con éxito en el pasado, sin ayudas externas. 

Es decir, aprendiste hace una semana en clase lo siguiente:

“La enzima uroporfirinógeno descarboxilasa está implicada en la patogenia de la porfiria cutánea tarda”

Una semana más tarde, en tu escritorio, antes de exponerte a esa información (leerla), te preguntas en tu cabeza:

¿qué enzima estaba implicada en a patogenia de la porfiria?

Notarás algo parecido a una flexión de bíceps mental. Tu mente empezará a trabajar. A buscar entre posibles alternativas aprendidas (¿Era la glucoquinasa, o me estoy equivocando?). Esa caza y captura de información requiere esfuerzo, pero si consigues tu propósito, evocar la memoria deseada, esa memoria se hace más fuerte. La próxima vez que la invoques, te costará menos.

Como decimos, el retrieving requiere esfuerzo, no tiene nada que ver con sentarte delante del libro a leer.

Y por eso mismo es efectivo.

En 2008, era la propia revista Science la que nos recordaba la importancia de ésta técnica a la hora de generar aprendizaje a largo plazo en un artículo llamado: The Critical Importance of Retrieval for Learning (1).

¿Cómo funciona el retrieving? La teoría del asfaltado sináptico

Sabemos que le retrieving funciona. Sabemos que interrumpe el proceso de olvido de una forma mucho más contundente que otras técnicas. La curva de olvido de Hermann Ebbinghaus nos recuerda que, si no hacemos nada para impedirlo, pocos días después de haber retenido mediante “estudio” una información, habremos olvidado una buena parte. De hecho, a la semana quedará un ridículo 30% de la información, en la mayoría de casos. 

¿Y qué podemos hacer para impedirlo?

El retrieval.

Cuando además del esfuerzo inicial por memorizar, se practica el retrieval de la información aprendida periódicamente, muchos trabajos muestran una disminución de lo olvidado a un 10-20%, lo cual justifica el tener esta herramienta muy en cuenta.

El retrieval periódico se ha demostrado efectivo por encima de las técnicas convencionales, por ejemplo, para el aprendizaje a largo plazo de elementos anatómicos (2).

Algo más nebuloso es el conocimiento que tenemos sobre POR QUÉ funciona. Las teorías más aceptadas defienden que el motivo de su utilidad es lo que podríamos llamar “asfaltado sináptico”.

Una memoria oxidada es comparable a un camino de cabras no asfaltado, por el que cuesta mucho pasar. Con los sucesivos episodios de retrieving estás echando capas de asfalto subsiguientes que finalmente convertirán esa carretera en una autopista sináptica de 4 carriles que permitirá a la información viajar a toda velocidad.

En ese momento la memoria es fuerte y accesible.

Enhorabuena, has aprendido algo, y tardarás bastante en olvidarlo.

Por lo tanto, el retrieving es algo así como una herramienta de fortalecimiento sináptico y mielinización neuronal, una teoría bastante en comunión con lo que sabemos del cerebro hasta ahora.

En éste reciente (2017) paper, por ejemplo, se demuestran con RMN funcional, los cambios producidos en los patrones neuronales tras el retrieval, lo que se conoce como “reintegración o restauración sináptica” (3).

¿Cómo puedo implementarlo en mis sesiones de estudio?

De muchas formas, especificaré unas cuentas aquí:

Reflexión de lo aprendido

Imagina que juegas a baloncesto y en la final te dejan a ti el tiro ganador. Por supuesto, te pones nervios@ y lo fallas. Esa misma noche, aturdido y compungido en tu cama, empiezas a traer a la memoria aquel episodio (retrieval visual).

Lo visualizas y revives una y otra vez. ¿Qué podías haber hecho diferente? ¿Qué hubiera pasado si en vez de tirar desde 8 metros hubieras avanzado 3 metros más? ¿Qué he hecho diferente a la última vez que estuve en la misma situación (conectas con experiencias similares que ya conoces)?, ¿Qué podría modificar para la próxima vez que esté en tal situación?.

Transfiere esto a una pelea con tu pareja, a una discusión en la carretera, a una decisión financiera, a tu desempeño en un examen y un millón de etcéteras más.

Es meritorio comentar que el retrieval no solo es aplicable al aprendizaje de datos, también de habilidades motoras y de todo tipo. ​

Flashcards (ANKI)

Trabajar con tarjetas es la forma más eficiente de practicar el retrieval que conozco. Dedicaré un post entero a explicar esta herramienta maravillosa. Por ahora, solo diré que es tremendamente eficiente porque utiliza dos poderosas herramientas: el retrieval y el spaced repetition (repetición espaciada), a la vez que consume muy poco tiempo.

Preguntas útiles

Las preguntas que te hagas definen las decisiones que tomes. Las decisiones que tomes definen tu camino. En el estudio no es diferente.

Estas son algunas de las preguntas que te permitirán implementar el retrieval en tus sesiones de estudio. Conviértelas en un hábito y tendrás el éxito asegurado.

¿Qué ideas son las principales del tema que acabo de estudiar?

Haz un esquema mental de los principales puntos estudiados (prohibido mirar el material, por supuesto). Esto tiene un doble beneficio: el propio del retrieval (estás intentando recuperar la información que has adquirido en momentos anteriores) y por otra, incrementar tu concentración durante el estudio, pues sabes que te vas a “examinar” a ti mismo usando el retrieval al final del tema, y no querrás defraudarte. Si te ayuda, puedes escribirlas en papel (consumirás más tiempo).

¿Qué sé de este tema antes de empezar a estudiarlo?

El tratar de solventar un problema antes de exponerte a la solución facilita el aprendizaje.

A tu cerebro le encantan los problemas. Se apega a ellos como un perro a su hueso. Si le propones buscar una solución determinada antes de conocerla, cuando te expongas a ella la aprenderá con muchísima más facilidad que si simplemente divagas por el material.

Si cierras los ojos y te concentras en el color rojo con toda la intensidad que puedas, cuando los vuelvas a abrir, todo lo rojo resaltará en ultraHD 4k.

Es el mismo fenómeno del que hablamos aquí, aplicado al estudio.

¿Qué ideas recuerdo del material que estoy a punto de repasar?

Una forma inteligente de repasar, precisamente, es hacer un esfuerzo de retrieving antes de exponerte a la información. Tu retención se multiplicará por varias cifras.

Autotests pre y post estudio.

Los estudiantes tenemos miedo de los exámenes. Esto es así porque siempre han sido una herramienta de juicio, un dedo acusador que determinará quién es bueno y quien no, quien ha hecho su trabajo y quién no. Una oportunidad para el “éxito” o para el “fracaso” En definitiva, una herramienta discriminatoria. Esto es razón más que suficiente para que un universitario le haya cogido asco al proceso de examen y todo lo que conlleva en su periferia.

Pero el examen no es únicamente una herramienta de evaluación. Es una herramienta de estudio.

Si lo analizas, en un examen, por definición, necesitas practicar el retrieval: buscar información que memorizaste en tu casa o en la biblioteca y aplicarla a la solución de preguntas determinadas.

Y de eso se trata.

Por lo tanto, una estrategia de pequeños cuestionarios NO EVALUABLES distribuidas a lo largo del proceso de aprendizaje de una materia, aumentará considerablemente la retención a largo plazo y detendrá el proceso de olvido.

Hago énfasis en la necesidad de que dichos tests no sean evaluables porque cuando el alumno se juega parte de su nota en dichos tests, la cosa cambia mucho. El estudiante cambia su estrategia desde “modo aprendizaje” a “modo estrés”, el retrieving cuesta mucho más, se tiende a copiar y en definitiva, el aprendizaje es mucho menos efectivo. Cuando estás estudiando no deberías jugarte más que el conocimiento que adquirirás con tu esfuerzo.

El retrieval inmediato es menos efectivo que el retardado. El lapso de tiempo que pasa desde el estudio al retrieval permite que ocurra un olvido parcial. Por ello, al tratar de recordar, será más difícil. Y esta dificultad generará una memoria más duradera.

Por eso, si vas a practicar el retrieval justo después de estudiarte un tema, es más fructífero que lo hagas 8 horas más tarde (ejemplo: te estudias un tema al medio día y practicas retrieval del mismo tema antes de dormir​), que inmediatamente. 

Por supuesto conforme vayas ganando maestría sobre el tema, podrás espaciar las sesiones cada vez más, hasta que puedan pasar años entre sesión y sesión y no olvidarlo. ​

El usar los tests como método adicional de aprendizaje y no de evaluación (descontando los tests evaluatorios que son necesarios en cualquier programa de estudio, por supuesto) requiere un cambio de paradigma mental en los estudiantes y profesores. Requiere distinguir entre “tests evaluatorios” (exámenes) y “tests de aprendizaje”.

Requiere un entendimiento profundo de lo que aquí acabamos de exponer: que el retrieving, el intentar recuperar información aprendida, consolida la memoria y que, por tanto, tratar de responder preguntas escritas en un papel, además de servir para ponerte nota, sirve para aprender.

Y aprender es tu trabajo, no lo olvides.

Los beneficios de utilizar preguntas/tests para aprender son:

  1.  Proporciona feedback al estudiante: ¿estoy estudiando aquello que es importante o me estoy desviando? ¿Qué conceptos son los más evaluables? Por supuesto, se debería proporcionar siempre las respuestas a las posibles preguntas (una vez realizadas), para que este feedback sea posible.
  2. Utiliza el retrieval
  3. Señala rápidamente aquello que dominas y aquello en lo que flaqueas (baño de realidad). Somos expertos en mentirnos a nosotros mismos sobre lo bien que llevamos algo aprendido. 
  4. Mayor atención durante la clase/sesión de estudio (te "examinarás" al final de ella")
  5. Es un aliciente para estudiar antes de la clase, o al menos leer el material
  6. Elimina presión en los exámenes finales, puesto que el alumno dominará gran parte de la materia y no tendrá que adoptar una conducta bulímica en las semanas previas a los finales

Muchos estudios han hecho eco de estos beneficios, pero uno bastante representativo sería el de Roediger y Karpicke: Test-enhanced learning (Psychological Science) (4).

Explícate

Hemos escuchado hasta la saciedad, el vómito y la re-saciedad la frase “no lo memorices, dímelo con tus palabras”.

Y la verdad es que como herramienta de aprendizaje, el transformar conocimiento aprendido a tu propio idioma es muy beneficioso.

Esto es así porque implementa la generación de contenidos (Generation), la interrelación de los mismos con lo previamente conocido (Connection), puesto que no podemos explicar nada si no es en base a lo que ya conocemos y el retrieval.

Por lo tanto, es un proceso mucho más activo, en el que tu mente tiene que volcar mucho más esfuerzo, que la mera repetición de material memorizado.

Si tienes hijos y les quieres ayudar a aprender, no permitas que se conviertan en loros (5).

La contrapartida

La contrapartida es clara. Todos los métodos aquí expuestos son más costosos a nivel de energía mental que los comúnmente aceptados: leer y releer.

Realizándolos, notarás que te fatigas antes y que progresas más despacio. Y esto es cierto. Cuando antes "estudiabas" 3 temas en 1 hora, ahora solo abarcas uno. 

Pero antes no estudiabas, simplemente​ leías y subrayabas con muy buena intención, pero mala ejecución. 

Releyendo, sin embargo, adquieres pronto una familiaridad con el temario que te da la FALSA sensación de que tu aprendizaje está siendo efectivo. El problema es que, una semana después, cuando llega el momento del examen, recuerdas un 10% de lo “aprendido”.

Fluidez y familiaridad con un contenido NO tienen nada que ver con maestría sobre el mismo.

Decíamos también que estas estrategias, aunque más efectivas, son contraintuitivas. Esto, junto al mayor esfuerzo que requieren y al mayor consumo de tiempo, hacen que no sean muy utilizada entre los estudiantes.

Todos preferimos el camino más corto: el speed-reading, el "superlearning" y toda técnica que nos permita "aprender" por arte de magia. 

Pero aprender, cuando se hace correctamente, es de las tareas más duras que existen, métetelo en la cabeza. No hay atajos. No encontrarás a ningún número 1 de ninguna promoción de ningún grado de ninguna carrera del mundo que te diga que hay atajos en el estudio.  

Utilizar estas técnicas pueden suponerte estrés y cansancio, pero te aseguro que suponen la diferencia entre el “buen estudiante” y el “mejor estudiante”.

Ahora es tu turno, estudia menos y aprende más.

¡Muchas gracias!

1. Karpicke JD, Roediger HL. The Critical Importance of Retrieval for Learning. Science (80- ). 2008;319(5865).

2. Dobson JL, Perez J, Linderholm T. Distributed retrieval practice promotes superior recall of anatomy information. Anat Sci Educ [Internet]. 2016 Nov 16 [cited 2017 Feb 16]; Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27860396

3. Xiao X, Dong Q, Gao J, Men W, Poldrack RA, Xue G. Transformed neural pattern reinstatement during episodic memory retrieval. J Neurosci [Internet]. 2017 Feb 15 [cited 2017 Feb 19];2324–16. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28202612

4. Roediger HL, Karpicke JD. Test-Enhanced Learning. Psychol Sci [Internet]. 2006 Mar [cited 2017 Feb 19];17(3):249–55. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16507066

5. Karpicke JD, Blunt JR, Smith MA. Retrieval-Based Learning: Positive Effects of Retrieval Practice in Elementary School Children. Front Psychol [Internet]. Frontiers; 2016 Mar 11 [cited 2017 Feb 18];7:350. Available from: http://journal.frontiersin.org/Article/10.3389/fpsyg.2016.00350/abstract

Comparte la información con tus amigosShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone
Dr. Bandera

Médico Interno Residente (MIR). R1 Endocrinología y Nutrición. ¿Mi pasión? El potencial humano. ¿Mi misión? La optimización de la salud desde una perspectiva integradora.

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

Los campos requeridos están marcados. Su email no será publicado.*

Únete y crece con nosotros semanalmente

Quiero hacer una donación

Te esperamos en las RRSS!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Correo

empoderamientoporbandera@gmail.com