Control neurovegetativo consciente o cómo dominar tus sistemas

Control neurovegetativo consciente o cómo dominar tus sistemas
 \  Medicina  \  Mente  \  Miscelánea  \  Control neurovegetativo consciente o cómo dominar tus sistemas

Control neurovegetativo consciente o cómo dominar tus sistemas

Comparte la información con tus amigosShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

“Cold is merciless but righteous” (Wim Hof)

Ocasionalmente aparecen en escena personajes excepcionales que nos hacen replantearnos el estado de las cosas. Sus vidas y acciones son ejemplo de que el mundo es mutable, y hasta el paradigma más establecido puede derrumbarse.

Son pruebas vivientes, referencias, y permiten cambiar nuestras creencias de lo que es posible, de lo que es real y ficticio, de lo que es conseguible. Son capaces de cambiar la estructura de nuestra realidad.

Un ejemplo paradigmático, que leerás en prácticamente cada libro de psicología, autoayuda o empoderamiento es el de Roger Bannister, que fulminó la antes considerada infranqueable marca de una milla en menos de 4 minutos. Meses después, muchos otros corrieron la milla en < 4 minutos.

Wim Hof es otra de esas personas y sus hazañas, mucho más peligrosas, lucen igual o mejor que lo que Bannister consiguió hacer hace ya más de medio siglo.

¿Y quién es Wim Hof?

Wim Hof es un holandés que se ha proclamado, por méritos propios, el hombre de hielo.

Y cuando digo, “por méritos propios" me refiero a ésto

  • Ostenta el Guiness World Record de "Mayor tiempo inmerso en agua helada" (tanques de cubos de hielo): 1h 52' 42''
  • Completó una maratón en Finlandia a -20 grados centígrados en 5h 25' y en pantalones cortos (nada más).
  • En 2007 subió el Everest hasta los 6.700 m. En pantalones cortos y deportivas por supuesto. Una lesión en el pie no le permitió llegar hasta la cima. Como veis, no aspira a poco.
  • En Febrero de 2009 subió el monte Kilimanjaro con sus pantalones cortos en sólo dos días. 
  • En Septiembre de 2011 Hof realizó una maratón en el desierto de Namibia sin agua.

La técnica

La técnica que permite a Hof realizar estas locuras sobrehumanas es una miscelánea de meditación concentrativa, visualización, exposición a bajas temperaturas e hiperventilación controlada. Todo lo cual ha combinado en un único método. Con él, consigue, como veremos a continuación, controlar su sistema nervioso autónomo a voluntad para posicionar su cuerpo en una situación de “lucha o huida” extrema pero controlada que le permite resistir niveles de estrés físico enormes (cómo bucear debajo de glaciares durante 20 metros).

Todo esto no tendría ningún sentido si fuera él el único capacitado para hacer lo que hace, si fuera un friki de la naturaleza galardonado por Dios con ese don. Pero Hof se ha dedicado en los últimos años a enseñar su técnica a otros y ha creado, como si de un campus se tratara, periodos de formación en varios países para que, aquel que quiera, pueda aprender la técnica también.

​En éste vídeo podéis ver quién es Wim Hof, alguna de sus hazañas y cómo pretende revolucionar la Medicina. Investigadores de todo el mundo están analizando el correlato fisiológico, psicológico, metabólico y neurológico de lo que Wim Hof es capaz de hacer.

Componentes de la técnica de Wim Hof:

  • Hiperventilación controlada durante varios periodos de un minuto. Fisiológicamente, la hiperventilación produce la secreción inmediata de adrenalina, hormona de lucha o huída. A nivel ácido-base, produce una alcalosis respiratoria temporal. 
  • Meditación Tummo o meditación del fuego interior.  Habréis visto en alguna ocasión a algún Yogui tibetano debajo de una cascada o en medio de un glaciar, sentado en posición de loto y meditando como si estuviera a punto de recibir un Daikiri o algo.  Pues bien, estos practicantes consiguen hacer ésto mediante una técnica milenaria: la visualización de una esfera luminosa y cálida en el interior de su cuerpo (a la que llaman praná). En un número de la revista Nature se hizo eco del tema, descubriendo que sus practicantes pueden aumentar la temperatura de sus dedos mientras realizan la meditación hasta 8.3 grados centígrados. Para más información, ver los papers: Neurocognitive and somatic components of temperature increases during g-tummo meditation y The influence of Buddhist meditation traditions on the AS and attention
  • Exposición al frío. Hof lleva años entrenándose. Una de sus costumbres es bañarse en el río Ámstel (Amsterdam) de madrugada en cualquier estación del año. 

El hombre de hielo sometido a examen científico

Uno de los pilares de la Medicina occidental es el conocimiento de que el sistema nervioso autónomo, la parte de tu sistema nervioso encargada de llevar a cabo las funciones más elementales de la vida sin que tú te des cuenta (respiración, vasodilatación y vasoconstricción, dolor, control de la frecuencia cardíaca, sudoración, ritmos hormonales, etc.), es autónomo.

Es decir, actúa solo. Sin que la conciencia y la volición jueguen ningún papel en su desempeño.

Esto es algo necesario, imagínate tener que ser responsable de coagularte la herida que te has hecho en la rodilla al caerte de la bici, taquicardizarte cuando estás entrenando en el gimnasio para aumentar el gasto cardíaco y que todas tus células tengan comida, o regular a la perfección la cantidad de melatonina que tiene que segregar tu pineal a la hora de dormir.

Te volverías muy loqueras. 

Sin embargo, en oriente, esta creencia (lo es, al fin y al cabo) no está tan establecida. Todos hemos visto hindúes andando por las ascuas (firewalking) como si nada, faquires atravesando sus carnes con cuchillos sin mostrar una mueca de dolor, y excentricidades varias.

Y pese a que mucho de ello pueda tratarse de trucos y farsas, es evidente que existe una parte de verdad. Verdad que aquí en Occidente estamos empezando a investigar.

Analicemos algún paper que se han realizado y publicado en Journals de relevancia sobre el “caso Hof”.

Voluntary activation of the SNS and attenuation of the innate immune response in humans

En este paper se pretendió testar en condiciones de laboratorio las supuestas habilidades de Hof para dilucidar que ocurría en su cuerpo a nivel fisiológico y metabólico mientras realizaba su técnica.

Para ello, le inyectaron 2 ng/kg de endotoxina de Escherichia Coli, una cantidad suficiente para que nuestro sistema inmune reaccione como loco tratando de aniquilar al invasor y causándonos sintomatología bastante grave (fiebre, malestar general, sudoración, cefalea, etc.).

Ocurrió que en Hof, el único síntoma aparente fue un leve dolor de cabeza a los 10 minutos de la administración de endotoxina.

De la misma forma, las mismas pruebas fueron realizadas en la cohorte de individuos entrenados por Hof, para validar si realmente es un método enseñable.

Otras conclusiones a las que se llegó en el paper fueron:

  • La alcalosis respiratoria inducida por la hiperventilación controlada produció un aumento de adrenalina instantáneo
  • Se incrementaron durante el ejercicio las concentraciones de interleukina-10 (anti-inflamatoria), hasta en un 200%
  • Disminuyeron las concentraciones de TNF alfa, IL-6 e IL-8 hasta un 50%
  • Antes de realizar la técnica, los individuos que realizaron el experimento (Hof y sus discípulos) presentaron niveles de adrenalina de 1.02 nmol/L; después de realizarlo sus niveles llegaron a una media de 2.08 nmol/L, y algunos consiguieron picos de hasta 5.3 nmol/L.
  • Los niveles de cortisol después del estrés disminuyeron más rápido en entrenados.
  • En entrenados, la concentración de leucocitos fue mayor
  • En otro paper, compararon la secreción de adrenalina basal (tumbado en cama) realizando el método Hof versus la secreción producida por un novato haciendo puenting. Por supuesto, el método Hof ganó. 
  • En definitiva, mediante una activación simpática desencadenada por la meditación-respiración-visualización, la médula adrenal segrega grandes cantidades de adrenalina que ejercen un efecto antiinflamatorio y depresor de la inmunidad innata a muy corto plazo, vía activación de receptores beta-2-adrenérgicos. Esto permite al individuo enfrentar ingentes cantidades de estrés y recuperarse más eficazmente del mismo. 
  • Se trata de poner en marcha y exprimir conscientemente sistemas orgánicos diseñados a lo largo de millones de años de evolución para ayudarnos a encarar el estrés. Lo interesante es precísamente el componente volitivo de una acción que antes, pensábamos, era totalmente automática e incontrolable. 

Entrenamiento autógeno de Schultz

“Cada uno de nosotros lleva dentro un Dios”  (Séneca, Cartas a Lucilio)

Aquí en Occidente, además del método del excéntrico y genial Hof, poseemos alguna que otra técnica que persigue en última instancia lo mismo, influenciar el sistema nervioso autónomo a nuestra voluntad y en nuestro beneficio.

Una de ellas es la técnica creada en el primer tercio del siglo XX por el Neurólogo J.H. Schultz, llamada entrenamiento autógeno o autorrelajación concentrativa.

Es una suerte de autohipnosis que provoca cambios fisiológicos a nivel muscular, vascular, cardiaco y respiratorio mediante representaciones mentales sostenidas en un estado de concentración.

El objetivo del mismo es conseguir una relajación profunda y mayor sentido de control sobre nuestra fisiología. En definitiva, se trata, de aprender a dominar tus sistemas.

Aquí tenéis una explicación detallada del método por parte del Cirujano, Psicólogo y usuario del mismo, el Dr. Gabriel Carranque. 

En condiciones investigadoras, hay muchos papers avalando técnicas mind-body como ésta:

Posibles aplicaciones médicas

“Pero Borja, esto del control del sistema nervioso autónomo a qué viene?¿Esto no era un blog sobre empoderamiento? ¿Qué usos tiene? No tengo ningún interés en clavarme cuchillos como los faquires o subir el Kilimanjaro en tanga”

Lo se. 

Pese a su aspecto excéntrico y desviado de la medicina, éste tema tiene muchísimas aplicaciones médicas y prácticas. Es una gran herramienta de empoderamiento usado de buena forma.

El sistema nervioso autónomo controla literalmente cientos de miles de funciones orgánicas que determinan nuestro estado físico y mental.

Tener un mayor control sobre el mismo sería crucial en el manejo de patologías omnipresentes hoy día.

La técnica de Hof, por su parte, ha demostrado tener efectos inmunosupresores y antiinflamatorios en condiciones estrictas de laboratorio, algo que pocas técnicas inventadas por algún Daredevil pueden demostran.​

Los usos futuros de estas técnicas mente-cuerpo son muchos en el campo de la medicina, el deporte, la psicología o el coaching. Por ejemplo:

  • Muchas terapias biológicas (anticuerpos monoclonales) van dirigidas específicamente hacia las interleukinas y moléculas que han sido citadas en los papers anteriores, como el TNF-alfa (Etarnecept, Infliximab, etc.) o la IL-6 (Tocilizumab). Lo que pretenden precísamente estos caros medicamentos es anular estas moléculas que están causando un estado de inflamación continuado. Pero claro, hay dos inconvenientes: su precio y sus efectos secundarios.
  • Cáncer: inflamación e inmunidad son dos protagonistas en la carcinogénesis. 
  • Enfermedades autoinmunes
  • Enfermedad cardiovascular
  • Rendimiento deportivo. Se romperían muchos records si atletas de élite comenzaran a practicar esto de forma generalizada. Me consta que muchos ya lo hacen. 
  • Afrontamiento de estrés psíquico
  • Y un largo etcétera

El de esta entrada es un tema marginal y excéntrico, lo sé. No es algo tan frecuente como la sensibilidad al gluten. Pero confío con toda mi alma en que los grandes avances de la Medicina pasan por entender en profundidad las excentricidades, las anomalías, los cisnes negros. 

En ellos subyace lo desconocido, lo que aún no controlamos ni conocemos, lo secreto.

Si te ha gustado el post,  comparte y dame tu opinión en los comentarios. Nos vemos en el siguiente! (si el MIR me lo permite =D)

Comparte la información con tus amigosShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone
Dr. Bandera

Médico Interno Residente (MIR). R1 Endocrinología y Nutrición. ¿Mi pasión? El potencial humano. ¿Mi misión? La optimización de la salud desde una perspectiva integradora.

2 comentarios

  1. Muy interesante, muchas gracias por el artículo, y por el blog, de alto nivel.

    • Gracias a ti Hector, por dedicar un rato a leerlo. Un abrazo!

      Dr. Bandera

Dejar un comentario

Los campos requeridos están marcados. Su email no será publicado.*

Únete y crece con nosotros semanalmente

Quiero hacer una donación

Te esperamos en las RRSS!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Correo

empoderamientoporbandera@gmail.com