EmpoderaT series #005: Nunca olvides el contexto

EmpoderaT series #005: Nunca olvides el contexto
 \  EmpoderaT  \  EmpoderaT series #005: Nunca olvides el contexto

EmpoderaT series #005: Nunca olvides el contexto

Comparte la información con tus amigosShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

¿Sabes cuantos juicios arrojas sobre otras personas, la mayoría negativos, a lo largo de 24 horas?

A todos nos encanta ser jueces, por muy mal que lo hagamos.

Juzgamos porque, aunque pese reconocerlo, en el momento del juicio, cuando estás dando la sentencia que te da a ti la razón y se la quita al otro, te sientes poderoso.

Y eso al ego, que siempre teme morir, le encanta.

Es parecido al sentimiento que tenemos cuando vamos a dar una noticia importante a alguien.

- ¿Te has enterado de lo que ha pasado?

-No

-Vas a flipar cuando te enteres

Justo antes de dar la noticia sabes más que el otro e inconscientemente eso genera placer.

Al fin y al cabo, tenemos una máquina funcionando las 24 horas del día con una sola misión: pisar a otros y elevarte a ti.

Yo le llamo ego, pero puedes llamarlo como quieras.

Pero ahora viene lo sustancioso: cualquier juicio, sobre cualquier persona, por definición, es erróneo.

Es erróneo porque deja fuera de la ecuación del juicio el aspecto más importante: el contexto.

El contexto de alguien lo constituyen todos aquellos inputs o condiciones ambientales que una persona recibe desde su estado de cigoto hasta el momento presente. Incluso hoy sabemos que los inputs que recibieron su madre y padre, abuelo, abuela y demás antepasados, modelan la vida de una persona (las modificaciones epigenéticas pueden heredarse y dejan una huella cuantificable en el individuo).

Imagina que una persona acaba con la vida de otra, adquiriendo la etiqueta por lo tanto de asesino. Es natural juzgarlo y procesarlo por su acción, y la mayoría de personas coincidirán en el juicio de ese individuo (asesino, miserable, cabrón, homicida, delincuente, etc.).

Eso es el modus operandi convencional, y es lo mejor que sabemos hacerlo.

Pero me animo a soltarte la siguiente reflexión:

Si tú, humilde y honrado trabajador, hubieses estado sometido desde el momento 0 a los exactos mismos inputs genéticos, bioquímicos, psicológicos, emocionales, conductuales e interpersonales, hubieses matado a esa persona de la misma exacta forma.

Esto por supuesto no es posible sin convertirte físicamente en el asesino. Las condiciones son únicas, exclusivas y no intercambiables. 

Pero es necesario darse cuenta de ello.

Esto es el contexto.

El contexto nos dice que es el ambiente y las condiciones, con su naturaleza impredecible y a veces cruel, lo que determina el destino de las personas.

Si quieres conocer a alguien, una buena forma de empezar sería investigar qué le ha pasado desde el momento en que estaba constituido por una célula hasta el momento presente. Después, tendrías que investigar los mismos hechos con sus familiares de primer y segundo grado. Y después replicar la investigación varias generaciones atrás.

Esto, que también es imposible, sería el precio a pagar por conocer a una persona.

No estamos hechos para ser empáticos, estamos hechos para juzgar y ser reactivos, para quedar arriba y mantener al otro abajo. Es otro aspecto más de la supervivencia.

Pero si quieres luchar contra eso, nunca olvides el contexto.

La empatía no tiene ninguna esperanza si no es a la luz del contexto.

Te animo a que cuando tu abuela tenga miedo del negro de la otra acerca, tengas presente el contexto.

Cuando tu padre critique al de izquierdas, o al de derechas, no olvides el contexto.

Si te insultan por la calle, o te intentan manipular, no pierdas de vista el contexto.

Tanto en los genocidios a gran escala como en el bullying a pequeña, está presente el contexto.

El contexto es omnipresente, siempre actúa, de una forma u otra. Nadie escapa a su influencia. 

Cuando en una placa de Petri rodeas un grupo de células con los nutrientes necesarios, estas crecen y proliferan. Cuando las rodeas de tóxicos mueren una a una. A veces, en determinadas condiciones, incluso se atacan unas a otras.

El contexto de la célula determina su destino. Nosotros no somos diferentes.

Vigila tu contexto y ten en cuenta el de otros.

Si las mismas condiciones que han encontrado a ese asesino, te hubieran encontrado a ti, ahora mismo tendrías el cuchillo en la mano.

Comparte la información con tus amigosShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone
Dr. Bandera

Médico Interno Residente (MIR). R1 Endocrinología y Nutrición. ¿Mi pasión? El potencial humano. ¿Mi misión? La optimización de la salud desde una perspectiva integradora.

Entradas relacionadas

  • Medicina

    Entropía, Ambiente, Salud y Enfermedad

    Comparte la información con tus amigosSegunda ley de la termodinámica: La cantidad de entropía del Universo tiende a incrementarse con el tiempo.La entropía, ese extraño concepto físico del que tanto se habla, es una medida del desorden de un sistema. Un concepto que monitoriza el nivel de caos del que hace acopio un sistema. En

  • EmpoderaT

    EmpoderaT series #008: La razón por la que te sientes perdido

    Comparte la información con tus amigos​​​ Me subscribo al Blog ​Te sientes perdido.Sientes que no encuentras tu lugar en el mundo, que te quedas atrás mientras todos avanzan.Estás continuamente buscando qué podrías hacer o ser para dejar de sentirte tan vacíoTu búsqueda de ídolos, de luces que te guíen, es interminable.Pero al final de tu búsqueda te

  • EmpoderaT

    EmpoderaT series #007: La actitud que te salvará la vida

    Comparte la información con tus amigos​La actitud que te salvará la vida​Existe una actitud que vence a todas las demás con creces. ​Es la actitud reina. Aquella que merece mi reverencia. Cuando alguien me demuestra que ésta actitud es su filosofía, su mantra, su forma de hacer las cosas, me doy cuenta de que estoy ante una especie

  • EmpoderaT

    EmpoderaT series #006: Creadores vs Consumidores

    Comparte la información con tus amigosVivimos en un mundo desequilibrado donde los creadores parecen haber muerto y los consumidores proliferan como célula cancerosa. Los consumidores son legión, y han eclipsado a los pocos creadores que aún quedan.​Consumir es totalmente aceptable cuando hay una justificación por medio. Querer vivir mejor, experimentar ésto o aquello o comprarte una

  • EmpoderaT

    EmpoderaT series #004: La regla de oro

    Comparte la información con tus amigos​De vez en cuando me pregunto si hay alguna regla de oro  en la vida de una persona. Un patrón universal que funcione en todo ser humano independientemente de su condición. Algo parecido a la gravedad, pero aplicado a la conducta humana.Una regla simple y sencilla, que de ser cumplida

  • EmpoderaT

    EmpoderaT series #003: ¿A qué esperas?

    Comparte la información con tus amigos¿A qué esperas para empezar a vivir?¿La siguiente paga?, ¿las siguientes vacaciones?, ¿la lotería?, ¿el aguinaldo? ¿aprender otro idioma?, ¿sacarte la carrera?, ¿perder peso?, ¿ganar peso?, ¿la jubilación?, ¿la herencia?, ¿a curarte?, ¿a enfermar?, ¿un hijo?, ¿un nieto?, ¿un perro?, ¿la mayoría de edad?, ¿el ascenso?, ¿el descenso?, ¿que te

Dejar un comentario

Los campos requeridos están marcados. Su email no será publicado.*

Únete y crece con nosotros semanalmente

Quiero hacer una donación

Te esperamos en las RRSS!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Correo

empoderamientoporbandera@gmail.com