EmpoderaT series #006: Creadores vs Consumidores

EmpoderaT series #006: Creadores vs Consumidores
 \  EmpoderaT  \  EmpoderaT series #006: Creadores vs Consumidores

EmpoderaT series #006: Creadores vs Consumidores

Comparte la información con tus amigosShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Vivimos en un mundo desequilibrado donde los creadores parecen haber muerto y los consumidores proliferan como célula cancerosa. 

Los consumidores son legión, y han eclipsado a los pocos creadores que aún quedan.​

Consumir es totalmente aceptable cuando hay una justificación por medio. Querer vivir mejor, experimentar ésto o aquello o comprarte una GoPro son actividades totalmente lícitas y no diré una palabra en su contra. Todos consumimos. 

Al fin y al cabo, vivimos en Occidente.

El problema sobreviene cuando la proporción de consumidores en relación a los llamados creadores está jodidamente alterada. Algo que por otro lado, ya ha ocurrido. 

Trataré de definir a estas dos especies. ​

Los creadores son personas especiales con un atractivo distintivo. Son los que mantienen al mundo vivo y en funcionamiento. Son los que, por supuesto, dan razón de existir a los consumidores.

Son raros entes que disfrutan poniendo a disposición de los demás, lo que tienen, su arte.​

Y aunque generalmente se les ha relacionado con el arte, creadores los hay en todos los ámbitos. En Hollywood, Bollywood, Youtube o la pescadería de tu pueblo puedes encontrarte magnánimos creadores. Algunos están bien pagados, y otros son vilmente ignorados.

Sin embargo, su existencia nunca pasa en vano.

Como digo, son extraños entes que, mediante la manifestación de lo que son, cambian el mundo pincelada a pincelada. Lo reestructuran. Lo remodelan.

Los verdaderos creadores no piden por su arte, pues su arte mismo es su recompensa. Esto, consecuentemente, los distingue de los falsos creadores, también abundantes, que crean con la expectativa de recibir, y si no, se guardan el pincel en el bolsillo.

Los verdaderos creadores son lo más parecido a un Dios que he encontrado, pues el mundo en el que vivimos ha sido creado del puño y letra de los creadores.

Desde que te levantas hasta que te acuestas estás viviendo a costa del trabajo de los creadores, minuto a minuto.

Los consumidores son harina de otro costal.

Son seres que malviven durante la mayor parte del tiempo para poder permitirse consumir, bajo la idea ilusoria de que el consumo les hará felices.

Pero además de ilusoria, ésta idea es patológica, porque cuando el consumo no les hace felices, siguen buscándolo compulsivamente.

No saben hacer otra cosa, no creen que haya otra salida. Consumir o consumir es su lema. 

Los consumidores están buscando constantemente​ creadores que les mantengan a flote, que les den "su raya de coca", "su ración de speed".

Así es, consumir tiene todos los rasgos de una adicción destructiva. Pero no nos damos cuenta, porque hasta el menos pintado es adicto. Es difícil salir de la locura en un ambiente que la perpetúa.

¿Por qué escasean los creadores, nos preguntamos todos?

​Igual que el sistema de salud, paradójicamente, se nutre de la enfermedad para mantenerse a flote, el sistema político-económico en el que vivimos se nutre del grupo consumidor para seguir existiendo. 

Ésto hace que todas las estructuras estén diseñadas para crear un gran rebaño de consumidores y, con suerte, dos o tres creadores.

Reitero: consumir está bien cuando hay un balance sano entre consumo y creación. Pero ese balance se ha perdido perdido. ​

No supe que era un emprendedor hasta bien entrado en la universidad. En el instituto nunca escuché esa palabra. Pensaba que "la única vía" era aquella en la que estaba inmerso: sacar buenas notas, estudiar una carrera y trabajar para un engranaje mayor, llamémosle Estado, que me permitiese vivir dignamente.

Quiero pensar que no me hacía preguntas por ignorancia y nada más, aunque no puedo evitar pensar que esas preguntas fueron ahogadas como ahogaban los espartanos a los niños con deformidades y anomalías, impidiendo que creciesen y diesen lugar a algo "distinto". 

No sabía, pobre de mí, que me estaban convirtiendo poco a poco en consumidor y producto de una cadena de montaje mayor.

Crear es difícil.

Al creador le llueven dolorosos palos, uno tras otro. De pequeño, el creador sabe que hay algo en él que tiene que salir y tomar forma, el mismo algo que frecuentemente es motivo de burla o agresión​ por los que le rodean. 

Nos da miedo lo diferente, sobre todo si tiene el potencial de hacernos sentir inferiores. Así de frágil es el ego. 

Cuando crece, el creador, a punto de salir de su "enseñanza obligatoria", se siente mal si se sale del camino predefinido. "El camino", que de ser tomado a ciegas, como muchos hacen, se convierte en una cárcel o en el mejor de los casos, en un gran rodeo que te hará perder tiempo y vida. Este sentimiento de "no encajar", hace que el creador entre en el engranaje.

En su adultez, si el creador decide salir de la gran maquinaria y empezar a manifestar su creación, pronto se encuentra convertido en Sísifo.

Sí, el hijo de Eolo, que portaba su pesada carga con ahínco hasta que, una fuerza misteriosa hacía rodar la piedra de nuevo, una y otra vez, a la base de la montaña. 

Incluso si consigues convertirte en uno de los pocos creadores que llegan a la cumbre de la montaña y consiguen modelar el mundo dando manifestación a su obra​, deberás soportar puntas de flechas y lanzas impactando continuamente sobre tí y tu creación.

Es digno de admiración el camino del creador. No me extraña que vivamos en un mundo de consumidores. No es de extrañar que los creadores estén en peligro de extinción. ​

Pero una cosa os digo. Aquel que es creador, ​lo es para toda la vida. Por mucha tierra que echen encima, el creador siempre sale a la superficie. 

Por muchos rodeos que deba dar, siempre encuentra el camino.

Por pesada que sea la piedra, y por muchas veces que ruede cuesta abajo y haya que volver a empezar, siempre acaba levantándola y devolviéndola a la cima. ​

Es su naturaleza, no puede y no sabe hacerlo de otra manera. Continuará así hasta que cree, o muera. ​

Si eres un creador, lo siento y enhorabuena.

Lo siento por que sufrirás mucho en el camino. ​

Enhorabuena porque, cuando tu creación esté viva, entrarás en el Olimpo y allí te esperaran todos para estrecharte la mano. ​


​Si quieres unirte a una tribu de individuos empoderados y de paso obtener un pequeño regalo, pincha aquí. 

Comparte la información con tus amigosShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone
Dr. Bandera

Médico Interno Residente (MIR). R1 Endocrinología y Nutrición. ¿Mi pasión? El potencial humano. ¿Mi misión? La optimización de la salud desde una perspectiva integradora.

Entradas relacionadas

  • EmpoderaT

    EmpoderaT series #008: La razón por la que te sientes perdido

    Comparte la información con tus amigos​​​ Me subscribo al Blog ​Te sientes perdido.Sientes que no encuentras tu lugar en el mundo, que te quedas atrás mientras todos avanzan.Estás continuamente buscando qué podrías hacer o ser para dejar de sentirte tan vacíoTu búsqueda de ídolos, de luces que te guíen, es interminable.Pero al final de tu búsqueda te

  • EmpoderaT

    EmpoderaT series #007: La actitud que te salvará la vida

    Comparte la información con tus amigos​La actitud que te salvará la vida​Existe una actitud que vence a todas las demás con creces. ​Es la actitud reina. Aquella que merece mi reverencia. Cuando alguien me demuestra que ésta actitud es su filosofía, su mantra, su forma de hacer las cosas, me doy cuenta de que estoy ante una especie

  • EmpoderaT

    EmpoderaT series #005: Nunca olvides el contexto

    Comparte la información con tus amigos¿Sabes cuantos juicios arrojas sobre otras personas, la mayoría negativos, a lo largo de 24 horas?A todos nos encanta ser jueces, por muy mal que lo hagamos.Juzgamos porque, aunque pese reconocerlo, en el momento del juicio, cuando estás dando la sentencia que te da a ti la razón y se la

  • EmpoderaT

    EmpoderaT series #004: La regla de oro

    Comparte la información con tus amigos​De vez en cuando me pregunto si hay alguna regla de oro  en la vida de una persona. Un patrón universal que funcione en todo ser humano independientemente de su condición. Algo parecido a la gravedad, pero aplicado a la conducta humana.Una regla simple y sencilla, que de ser cumplida

  • EmpoderaT

    EmpoderaT series #003: ¿A qué esperas?

    Comparte la información con tus amigos¿A qué esperas para empezar a vivir?¿La siguiente paga?, ¿las siguientes vacaciones?, ¿la lotería?, ¿el aguinaldo? ¿aprender otro idioma?, ¿sacarte la carrera?, ¿perder peso?, ¿ganar peso?, ¿la jubilación?, ¿la herencia?, ¿a curarte?, ¿a enfermar?, ¿un hijo?, ¿un nieto?, ¿un perro?, ¿la mayoría de edad?, ¿el ascenso?, ¿el descenso?, ¿que te

2 comentarios

  1. Me ha encantado. Quiero crear, quiero causar emociones en otros, mas no dejar legado. Olvidenme

    • Gracias Jesus. Está en nuestras manos el ser creadores. Hoy día es mucho más fácil que antaño, tenemos las herramientas necesarias y el conocimiento se ha democratizado. En cuanto al legado, creo que debe ser un subproducto de tu actividad y no el objetivo principal. A fin de cuentas, si lo dejas, si no te olvidan cuando te vayas, ya no estarás aquí para saberlo. Un abrazo!

      Dr. Bandera

Dejar un comentario

Los campos requeridos están marcados. Su email no será publicado.*

Únete y crece con nosotros semanalmente

Quiero hacer una donación

Te esperamos en las RRSS!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Correo

empoderamientoporbandera@gmail.com